¡Hola ashtanguis!

Me ha encantado este artículo que publican en sonima.com y me apetecía compartirlo con ustedes.

Para mí ha sido muy importante tener una profesora de yoga.

Yo era autodidacta hasta que descubrí un curso intensivo de ashtanga yoga y evolucioné muchísimo en tres semanas, gracias a la confianza que me transmitía la profesora.

Entendí que el yoga era algo más que poner posturas y gracias a sus ajustes y a sus indicaciones, como concentrarme en respirar, pude sentir paz al practicar y una gran conexión conmigo misma (hasta ese momento desconocida) incluso siendo una total principiante.

Ha sido determinante para mi evolución y para mi dedicación, gracias a su orientación he tenido los recursos para practicar en casa, además de en clase, y lograr ser constante en mi práctica, gestionando bien mi tiempo y compaginándolo con otros quehaceres.

Por eso, quería compartir este artículo del maestro Sharath Jois que he leído en este artículo de la página web Sonima , aunque esté en inglés, creo que no es difícil de entender.

¡Que lo disfruten!

Namasté

 

Shares
Share This

¿Te gusta?

Compártelo en tus redes y que florezca la semilla del yoga :)