Hola a todos, hoy vengo con un post sencillo pero creo que súper útil. Cuando por diferentes motivos, ya sea una gripe, una lesión, los días de luna, no puedes hacer la práctica de asana (posturas).

¿Crees que ya no puedes hacer yoga?  ERROR

¿Sabías que Ashtanga Yoga significa “las ocho ramas”? Si te apetece, vamos a dejar de lado la parte más física del yoga y nos centraremos en la parte espiritual…

El yoga no es solo la práctica de posturas. Ya sé que esto lo has oído muchas veces, pero ¿qué significa y cómo llevarlo a cabo en tu día a día? Primero tienes que saber que el yoga se practica todas las horas del día. Es decir, que hay yoga más allá de las posturas. Y, me atrevo a decir, que ése es el verdadero yoga.

Aprovecho este post para compartir con ustedes lo que aprendí de Pablo Pirillo.

Pablo es el maestro de mi profesora Ana Lestard que vino desde Argentina a Tenerife en julio a dar un taller y nos dio dos charlas. En la primera, nos explicó que ashtanga yoga significa las ocho ramas, los ocho miembros. La práctica de asanas es el tercer miembro, por delante tenemos los yamas y niyamas. Las cuatro primeras ramas se pueden practicar, las cuatro siguientes llegan naturalmente de la consecuencia de la práctica.

Estas son las ocho ramas:

  1. Yama. Código social.
  2. Niyama. Código personal.
  3. Asana. Postura.
  4. Pranayama. Control de la energía. Regulación de la respiración.
  5. Pratyahara. Aislamiento sensorial de estímulos externos.
  6. Dharana. Concentración. Calma mental.
  7. Dhyana. Meditación.
  8. Samadhi. Superconsciencia.

Practicamos antes las asanas porque los yamas y niyamas son más difíciles. Empezamos por algo físico y luego nos damos cuenta de que hay algo más. ¿No te ha pasado? La práctica nos va transformando. Es autoconocimiento. Se trata de conocernos a nosotros mismos y mejorar, ser mejores personas.

Pablo también nos dijo que es importante tener una práctica sostenida, aunque no se pueda hacer la práctica completa. Al menos, hacer los saludos al sol y la relajación. El asana mantiene el cuerpo y la mente sana. La práctica es un reflejo de lo de fuera.

Dice Pablo, que suele pasar que nos damos cuenta primero de las cosas cuando miramos hacia nosotros mismos y luego es cuando estamos listos para aplicarlo hacia los demás. Los yamas y niyamas se pueden ir practicando gradualmente.

YAMA. Código de conducta social.

  • Ahimsa: No violencia.
  • Satya: No mentir o engañar.
  • Asteya: No robar.
  • Brahmacharya: Contente. No seas bipolar.
  • Aparigraha: No avaricia. Compartir.

NIYAMA. Código de conducta personal.

  • Saucha: Limpieza interna y externa.
  • Santocha: Satisfacción y serenidad.
  • Tapas: Austeridad. Disciplina.
  • Swadyaya: Introspección y autoconocimiento.
  • Ishwara Pranidana: Rendición.

Por ejemplo, puedes decir: “Hoy solo voy a practicar Ahimsa”.

Este es el verdadero yoga, su aplicación en la vida cotidiana. Por tanto, la mejor recomendación que te puedo dar para esos días en los que no puedes practicar posturas es el siguiente ejercicio:

*EJERCICIO: Elige alguno de lo Yamas o Niyamas y dedica todo el día a ponerlo en práctica.

Consejos de Pablo Pirillo

Estos son algunos consejos de Pablo sobre la práctica:

  • Lo interesante es estudiar los Yoga Sutras, no intelectualmente, sino más bien vivirlos.
  • Si cogemos esta práctica como algo solo físico, puede ser frustrante.
  • Si la práctica fluye, puedes ir más para dentro.
  • Mejor tener una práctica más corta y más sólida.
  • Buscar que la práctica sea algo automático, como una meditación.

Esto es muy interesante. La práctica nos arroja luz y un gurú significa justamente eso “el destructor de oscuridad”.

Así que piensa en cuál es tu objetivo con la práctica. El mío es ir alejando la oscuridad y ver con más claridad la esencia de las cosas. Si tu objetivo es meramente físico, te frustarás continuamente y abandonarás pronto, en cambio, si tu objetivo va más allá, aprenderás algo nuevo cada día en la esterilla aunque tu práctica no sea lo que esperabas.

Si solo te interesa lo físico, lo único que te puede interesar de este post son las recomendaciones de las cuentas de youtube y perfiles de instagram, porque todo lo demás es para profundizar en la espiritualidad del yoga.

Namasté, Pablo

Me encantó el maestro Pablo Pirillo y su visita porque conecté con lo que es el yoga, más allá de las asanas. Su energía era tranquila y verlo tan humilde teniendo tanta experiencia, es como que piensas que tú también quieres llegar a ese lugar. Él estuvo muchos años en la India, nos contó que necesitaba “ir a la fuente”. Algo que también resuena dentro de mí como una especie de llamada. Y no desde que hago yoga, sino desde antes… Aunque considero que no es necesario ir a la India. Actualmente, por suerte, tenemos muchas formas de profundizar en yoga, eso sí, siempre hay que buscar las referencias adecuadas, y encontrar un guía, un maestro.

Entonces , ¿qué podemos hacer más allá de las posturas?

A eso iba, a darte varias ideas para que tu práctica de yoga vaya más allá de lo físico, todas estas ideas están recogidas en las ocho ramas del yoga, de ahí se extrapolan. Ya dijimos que una buena idea es leer los Yoga Sutras y aplicarlos en tu día a día. Pero también podríamos enfocarnos en:

  • Pranayama
  • Meditación
  • Inspiración

PRANAYAMA

Pranayama es la cuarta rama del ashtanga yoga y se refiere a técnicas para controlar nuestra respiración.

  • En el yoga sutra 1.34 y 1.35 dice Patanjali:

“Si necesitas calmarte controla la respiración y enfócate en lo que estás haciendo para prevenir que la mente se distraiga”

  • En el 2.49 dice:

“El observar y controlar la inhalación y exhalación durante la práctica de asanas se llama pranayama”

  • En el 2.50:

“Puedes hacer la respiración más larga y más sutil variando los tres aspectos de la respiración: inhalar, exhalar y retener. Puedes variar la longitud, el número de veces que haces cada uno de los diferentes aspectos o el área del cuerpo en que te enfocas mientras respiras.“

Es decir, cuando hacemos la respiración ujjayi mientras hacemos la práctica de asana practicamos pranayama.

Podemos alargar la postura de Padmasana mientras hacemos la serie para profundizar en la respiración.

¿Y si aislamos esto y lo hacemos los días en los que no podemos practicar posturas…?

*EJERCICIO: Practica la respiración Ujjayi.

  • Siéntate en Padmasana, es decir arma el loto, estira la espalda, inclina ligeramente la barbilla y apoyas tus manos sobre tus rodillas juntando los dedos pulgar e índice, estirando los brazos y activando las tres bandhas.
  • Inhala y exhala por la nariz, como si fueras a empañar un cristal pero sin abrir la boca y cerrando un poco la glotis, suena parecido al murmullo del mar :)
  • Puedes hacer todas las respiraciones que necesites o proponerte hacer un número determinado, como por ejemplo 30 respiraciones.

A lo mejor sabes que hay muchos tipos de Pranayama. Pablo nos explicó que son técnicas muy poderosas y que hay que ser muy prudente. En el método de ashtanga yoga estas técnicas no se suelen enseñar hasta que no se está en la segunda o tercera serie. Como leía en este post de la web Ashtanga Yoga Bilbao

¿Para qué vas a pasar al siguiente nivel si aún no dominas las vinyasas de la primera serie? Ten paciencia…

Por otro lado, el maestro Sharath últimamente en sus tours europeos ha difundido un pranayama para hacer después de la práctica.

Nadi Shodhana Pranayama:

Una publicación compartida de Sharath Jois (@sharathjoisr) el

En este artículo te explican muy bien cómo hacerla:

Literalmente nadi-shodhana-prânâyâma quiere decir “la disciplina respiratoria de purificación de los circuitos sutiles”. Los textos clásicos de Yoga recomiendan la respiración alterna como medio de purificación por excelencia ya que al concentrar prâna (energía vital) en los nâdî (canales energéticos) principales a lo largo de la columna vertebral, ofrece una preparación perfecta para la meditación. La técnica consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda, espirar por la derecha, inspirar de nuevo por la derecha y espirar por el izquierdo. Una de las fosas es pues alternativamente bloqueada con la ayuda del pulgar y del anular de la mano derecha.

Con esto ya tenemos más que suficiente para aprender a calmar nuestra mente. Y es una forma de practicar sin necesidad de asana y muy beneficioso para nuestro camino yogui.

MEDITACIÓN

¿Te has propuesto alguna vez aprender a meditar en serio?

Yo sí, pero reconozco que no he sido nunca constante y que es una asignatura pendiente. Me viene muy bien este post como recordatorio. Ya ves no soy una experta en meditación, pero sé que hay muchísimas meditaciones y que el mindfulness está de moda. Yo personalmente, considero que hay que buscar buenas referencias. A mí no me vale cualquier cosa, lo que funciona es seguir un método. Y en este campo no se me ocurre mejor referencia que el budismo.

Es importante encontrar un guía cualificado. Sin ese guía, a lo mejor consigues relajarte, controlar tu respiración, sentir un poco de paz. Pero si realmente quieres transformar tu vida, y descubrir el potencial que tenemos para ser felices, necesitas maestros que te ayuden.

Por eso, te recomiendo estas meditaciones budistas, que pertenecen a enseñanzas de maestros budistas cualificados. Aquí puedes acceder a unas meditaciones guiadas por Guen Chokga, ella es la directora espiritual de Budismo Moderno Kadampa en España.

Viene a Tenerife ahora en noviembre (meditaentenerife.org) pero se mueve por toda España. Sus enseñanzas se basan en los libros de su maestro Gueshe Kelsang Gyatso. Si realmente quieres transformar tu vida a través de la meditación, busca algún centro budista, te ayudarán a coger un hábito y a aplicar las enseñanzas a tu día a día. Y si no puedes ir a ningún centro, te recomiendo leer los libros de este maestro, explica muy bien el dharma (enseñanzas de Buda). Te puedes descargar algunos ebooks gratuitos:

*EJERCICIO: Mira estos vídeos para aprender a meditar

INSPIRACIÓN

Busca conocimiento e inspiración en lecturas y vídeos… Hay textos yoguis de referencia como son los Yoga Sutra y el Bhagavad Gita, de los que hay muchísimas ediciones y versiones. En otro post, quisiera hablar de estos dos libros clásicos y de referencia, pero todavía tengo que profundizar más en ellos. Han inspirado a grandes maestros, incluso pensadores, intelectuales o políticos como puede ser Gandhi, quien se ha convertido en un ejemplo al aplicar el yoga sutra de la “no violencia” o “ahimsa” a su lucha por la independencia de la India, y con éxito.

*EJERCICIO: Busca inspiración y conocimiento, ya sea en libros, vídeos,cursos…

¿Qué lecturas me han inspirado a mí?

  • El árbol del yoga, de Iyengar:

Es el primer libro sobre la parte más filosófica del yoga que he leído. Personalmente me gusta mucho la figura de Iyengar, lo encuentro un gran maestro, lleno de sabiduría y de experiencia. Me lo llevé en la kindle de viaje y no podía parar de leer. Te haces una idea general de lo que significa el yoga, más allá de las asanas, de cómo el cuerpo, la mente y las emociones van de la mano. Muy recomendable y agradable de leer.

  • Yoga Mala, de Pattabhi Jois:

Bueno, en realidad, este es el primer libro que leí sobre yoga pero no me lo he acabado porque tengo unas fotocopias en inglés, y me cuesta. Me lo quiero comprar en español y en formato papel porque es un libro de referencia para todos los ashtanguis, obviamente, al escribirlo el padre del método. Se publicó por primera vez en 1962. Ahí queda eso. Lo que más me llamó la atención del libro fue cómo habla de los saludos al sol, de su poder curativo. Una joya. En la web yogaconciencia tienen traducciones del libro.

  • Guruji, un retrato de Patthabhi Jois a partir de los ojos de sus estudiantes.

Este libro no puedo estar más contenta de haberlo comprado este verano. Entrevistas a los primeros practicantes occidentales que fueron a la India en busca de un gurú o en busca de una práctica espiritual y se encontraron con Pattabhi Jois. Sus experiencias  con él y diferentes puntos de vista son para mí una fuente de inspiración porque me siento muy identificada con su búsqueda y puedo sentir sus experiencias casi como mías. Tampoco me lo he terminado…

  • Autobiografía de un yogui, de Yogananda

Este libro es para los más devotos. Yogananda fue como un santo que llevó el yoga a occidente y estoy segura de que gracias a él se ha podido esparcir la semilla del yoga por occidente. Este libro es referente de muchos yoguis. Leer su vida es como ver una película mística, llena de experiencias extraordinarias, pero se aprende muchísimo. Aún no lo he terminado, me gusta leerlo cuando viajo.

  • La Fuerza del Ashtanga Yoga, de Kino MacGregor.

Manual de David Swenson

Es el primer manual de ashtanga, aparte del Yoga Mala que he leído. Estaba entre éste y el de David Swenson que es muy recomendable también, pero finalmente compré éste porque conocía a Kino de Youtube y me apetecía leer su libro. Es una lectura perfecta para quienes empiezan a practicar y no tiene una shala cerca o solo la pueden frecuentar de vez en cuando. Yo lo iba leyendo según mi profesora me iba introduciendo las posturas de la primera serie, para leer los beneficios  de las posturas, algunos consejos, etc. También tiene una parte teórica, como de estilo de vida, de la experiencia de ella, así que también lo recomiendo.

Leer siempre es 100 % recomendable.

Todos estos libros se pueden conseguir, ya sea en papel o en formato electrónico. El único que no he conseguido traducido al español es el de Guruji. Como han podido ver los tengo algunos a medias, porque voy leyendo según el momento en que me encuentro. Voy asimilando conceptos, pero al final es la práctica la que te va aportando la experiencia. Es verdad que cuando lees adquieres consciencia de cosas que antes no te habías dado cuenta, otras veces, no lo entiendes en el momento, sino con el paso del tiempo.

Ver vídeos en las redes sociales o televisiones online

Antes de pisar una shala de yoga, veía muchos vídeos en youtube y alucinaba con el ambiente que se crea en las shalas, con las posturas imposibles, etc. Cada vez que los veo, pienso que quiero estar ahí. Estoy totalmente a favor de los cursos online de yoga, de los que hay muchos detractores, pero te voy a decir por qué estoy a favor: porque pienso que todo el mundo que empieza a hacer yoga en casa con cursos o lo que sea, si realmente conectan con el espíritu del yoga, terminarán buscando un maestro con quien practicar, pienso que de alguna forma el yoga traspasa la pantalla.

Si solo te quedas con los vídeos, no estarás sintiendo la energía de tu maestro, no todo se puede explicar con palabras, hay que sentirlo. Por otro lado, para mí es totalmente necesario aprender con un guía. Alguien que te allane un poco el camino, que te ayude a profundizar en las posturas, a transitar por tus límites. Alguien que te ayude a mantener la concentración, que te enseñe a estar hacia dentro, a conocerte mejor. Pero como te decía, a mí me ayudan muchísimo los vídeos, aunque siempre está por delante la enseñanza de mi profesora, me parece interesante escuchar otros consejos que muchas veces, por lo que sea, te hacen darte cuenta de un detalle o te hacen un clic en el cerebro y entiendes mejor lo que tienes que hacer.

Por eso te voy a recomendar algunas cuentas de youtube y de instagram que son las que últimamente me inspiran y para que te motiven a ti también, pero ¡te doy un consejo! mira con buenos ojos, alégrate siempre de los logros y éxitos de otros yoguis.

Al alegrarte de corazón estarás facilitando que a ti también te lleguen éxitos. Todo se contagia :)

Televisiones online:

Canales de Youtube e Instagram:

Por supuesto, esto solo es una selección y, casualmente, las cuentas que he elegido son en inglés, pero sinceramente, a pesar de que hay muchas cuentas que me encantan en español, es difícil encontrar contenido en nuestra lengua para aprender ashtanga. No hay tantas opciones. Tenemos por ejemplo a @oliviamartinez.om una profesora ashtangui mejicana, que me gusta, pero no la he seguido lo suficiente.

Si alguien conoce cosas interesantes, me encantaría que lo compartiera en los comentarios.

EN CONCLUSIÓN

Tratemos de profundizar en el yoga real, en estas ocho ramas. Vayamos poco a poco entendiendo cuál es nuestro propósito al pasar tantas horas sobre una esterilla. Con el tiempo te das cuenta de que no es solo algo físico, aunque lo parezca desde fuera y, aunque las posturas sean las que nos hicieran llegar hasta el yoga.

¿No estás bien para practicar asana? Pues no te frustres y conecta con estos otros aspectos que te van a ayudar con tu práctica.

También puedes leer mi guía Decálogo Ashtangui, si no la has leído ya, jajaja. La quiero revisar próximamente y también quisiera empezar a hacer vídeos, pero tengo que encontrar el tiempo para ello.

Y si algún día no tienes ganas de hacer nada de lo que te he propuesto, puedes aprovechar para darte un buen baño de aceite como te expliqué hace un par de posts.

Siempre hay algo que puedes hacer que te ayudará a dar un pasito más allá en tu práctica.

Gracias por leerme. Espero haberte dado un poco de perspectiva y feliz práctica :)

8 Comentarios

  1. Candy

    Me ha encantado Merce! Y me viene muy bien recordar que yoga no pasa solo en el mat, donde siento que ya no avanzo… Igual es el momento de avanzar en otros aspectos. Gracias :)

    Responder
    • Merce Laynez

      Gracias, Candy. Me alegro de que te sirviera como recordatorio (a mí también, jeje). Siempre hay cosas en las que podemos trabajar. Mucho ánimo. Un abrazo, guapa :)

      Responder
  2. Pepa

    Me ha encantado

    Responder
    • Merce Laynez

      Muchísimas gracias Monique, a mí también me gusta mucho tu blog. Muy interesante :)

      Responder
  3. Mónica Méndez Cabrera

    Muchas gracias por este post, como siempre muy didáctico e interesante. Y gracias por los libros y enlaces que recomiendas.

    Responder
    • Merce Laynez

      ¡Gracias Mónica! Lo que más ilusión me hace es ser útil. Un beso y feliz práctica :)

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
Share This

¿Te gusta?

Compártelo en tus redes y que florezca la semilla del yoga :)